artículos de actualidad

marzo 2024

Un nivel socioeconómico bajo multiplica por tres el riesgo de padecer demencia antes de los 65 años

Fuente: elpais.com

Las personas de entornos más desfavorecidos tienen un 440% más de posibilidades de sufrir esta enfermedad comparado con personas con más ingresos

Las personas de entornos socioeconómicos más bajos tienen tres veces más probabilidades de desarrollar demencia de aparición temprana. Y si esas mismas personas llevan un estilo de vida poco saludable, el riesgo es un 440% mayor en comparación con aquellas de un nivel socioeconómico más alto que llevan un estilo saludable. Los datos son de un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Huazhong (China) que han sido publicados recientemente en la revista Lancet Healthy Longevity.

“Nuestro estudio ha sido uno de los primeros en examinar las complejas relaciones entre los estilos de vida, el nivel socioeconómico y el riesgo de demencia de aparición temprana en personas de 37 a 60 años. Tanto el estilo de vida como el nivel socioeconómico se asociaron significativamente con la demencia de aparición temprana, pero mucho más el segundo”, explica por correo electrónico Gang Liu, profesor de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Huazhong y autor principal del estudio.

El experto señala que, tras ajustar por diversos factores de riesgo, las personas con un nivel socioeconómico bajo tenían un riesgo 238 % mayor de demencia de aparición temprana en comparación con aquellas con un nivel socioeconómico alto.

Por su parte, las personas con tres o cuatro comportamientos de estilo de vida saludables tenían un riesgo 40% menor de demencia de aparición temprana en comparación con aquellas con uno o ningún comportamiento de estilo de vida saludable.

Para la investigación, los autores utilizaron datos del BioBanco del Reino Unido de más de 440.000 participantes de entre 37 y 73 años, a los que se realizó un seguimiento de 12 años, teniendo en cuenta indicadores como los hábitos de vida y una variable de estatus socioeconómico compuesta por la combinación de nivel de educación, nivel de ingresos familiares y nivel de empleo.

Uno de los aspectos más sorprendentes para los investigadores, señala Gang Liu, es que apenas un 12% de los casos de demencia de aparición temprana asociados al nivel socioeconómico podrían explicarse por factores del estilo de vida. Esto sugiere que las personas de un entorno socioeconómico más bajo no necesariamente pueden mitigar el riesgo de desarrollar demencia de aparición temprana llevando un estilo de vida más saludable.

“Aún queda por descubrir en futuros estudios los mecanismos que subyacen a las relaciones entre la desigualdad socioeconómica y la demencia de aparición temprana, pero lo que parece claro es que el estatus socioeconómico podría afectar por sí mismo a la cognición de los individuos”, reflexiona el autor. “Por ejemplo, una educación superior puede dar como resultado una reserva cognitiva mejorada que puede compensar la neurodegeneración; y la pobreza también puede afectar directamente la capacidad cognitiva, ya que una mala situación financiera puede generar una carga mental excesiva, estrés, ansiedad o depresión, que algunos estudios sugieren que pueden tener una vinculación con la demencia”, añade.

“Es un estudio muy robusto que da una vuelta de tuerca a lo que ya sabíamos sobre el impacto del estilo de vida, porque parece que el estatus socioeconómico por sí solo ya es un factor importante a la hora de aumentar el riesgo de desarrollar demencia”, opina David Pérez, jefe del Servicio de Neurología del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid y miembro de la Sociedad Española de Neurología (SEN). Señala el neurólogo que la precariedad puede afectar desde múltiples dimensiones a la salud cerebral, también a nivel de estilo de vida: “Por un lado, está el estrés que genera esta situación o la mayor prevalencia de trastornos depresivos, pero es que, además, uno lo tiene más difícil. Por ejemplo, para adherirse a una dieta mediterránea, es más probable que realice trabajos más rutinarios, menos motivantes, menos intelectuales, y que además lo haga durante más horas, con lo cual tendrá menos tiempo para hacer ejercicio físico o para controlarse el colesterol o la hipertensión”.

La lucha contra la desigualdad

La demencia temprana hace referencia a los casos de demencia que se diagnostican en pacientes menores de 65 años. Según un estudio de 2021, la prevalencia de estas demencias se sitúa en torno a los 119 casos por cada 100.000 habitantes, por lo que hablaríamos de 3,9 millones de personas en todo el mundo.

En España, aunque no existe un registro estatal, se apunta a que entre 600.000 y un millón de personas sufrirían demencia, de las cuales entre el 10% y el 15% (alrededor de 70.000 casos) serían demencias de aparición temprana. En el preámbulo del Plan Integral de Alzheimer y otras demencias 2019-2023, elaborado por el Ministerio de Sanidad, se reconoce que el abordaje de las demencias es “una prioridad de salud pública y un problema social y sanitario de primer orden que se ha convertido en la gran epidemia silenciosa del siglo XXI y en el gran reto para la sostenibilidad de cualquier sistema social y sanitario”. El calificativo de “epidemia” no es baladí. Según datos de la OMS, más de 50 millones de personas en todo el mundo padece demencia, una cifra que se prevé que aumente hasta los 75 millones en 2030 y hasta los 132 millones en 2050.

“Hay que recordar que, en los países occidentales, especialmente en los europeos, en las últimas dos o tres décadas se ha visto una reducción de la incidencia de la demencia que pasa un poco desapercibida porque, como ha envejecido la población, el número de casos crece”, reflexiona David Pérez. El experto explica que esta reducción se debe en gran medida al estado de bienestar, “que ha permitido a muchas personas un acceso a una educación pública de calidad, a una sanidad pública de calidad, y a un mejor nivel de vida. Ahora tenemos otros retos pendientes como intentar poner en marcha políticas públicas que nos hagan caminar hacia una menor desigualdad social, porque ya vemos que esto, directa o indirectamente, va a prevenir la demencia”, añade.

Para Unai Martín, profesor de Sociología de la Universidad del País Vasco y miembro del grupo de trabajo sobre determinantes sociales de la salud de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE), este estudio es de gran importancia porque, debido a su solidez, pone sobre la mesa algo que ya llevan décadas denunciando los expertos: que la desigualdad social genera enfermedad y que es un factor de riesgo tan importante o más que otros a los que normalmente se les ha dado mayor trascendencia desde la ciencia y la medicina.

“Muchas veces, incluso cuando entendemos que la desigualdad es importante, tendemos a pensar que la manera de actuar sobre las desigualdades en salud es actuar sobre los hábitos de vida. Y este estudio demuestra que esa estrategia es un error, que, si no actuamos sobre el factor fundamental, que son las desigualdades sociales, todo lo demás no servirá de mucho. Es una cuestión que nos cuesta entender a la hora de actuar, de hecho gran parte de la promoción de la salud pública hoy en día sigue muy centrada en los hábitos”, sostiene el experto, que considera que centrar la atención en los hábitos de vida es, además, una forma de culpabilizar a las víctimas, de cargarles con la responsabilidad: “Es que fuman más, es que hacen menos ejercicio, es que comen peor, decimos, e intentamos poner en marcha estrategias para convencerles de que dejen de fumar, de que hagan ejercicio, de que coman mejor. ¡Pero es que muchas veces la gente no tiene ni siquiera la opción de comer mejor o de hacer ejercicio!”, dice.

Según Gang Liu, aunque no se puede dejar de lado la importancia de la promoción de estilos de vida saludables a nivel individual, la investigación respalda la necesidad de que, para reducir la carga de demencia, los gobiernos adopten medidas de salud pública para mejorar los determinantes sociales de la salud y promover la equidad.

Una opinión que comparte Unai Martín, que considera que luchar contra las desigualdades sociales y económicas es una de las mejores estrategias posibles para afrontar el gran reto de la demencia. “Lo es, primero que nada, por una cuestión de justicia social. Y lo es, también, porque la mejora de la salud depende ya muy poco de lo que hagamos en el sistema sanitario. El sistema sanitario es muy bueno para curar la enfermedad, para rescatar a la gente cuando cae enferma, pero si queremos mejorar la salud de la población hay que salir afuera del sistema sanitario para actuar sobre otro tipo de políticas (urbanas, de renta, de educación, sociales, etc.) que reduzcan la desigualdad, porque eso también reducirá la carga para el sistema sanitario”, reivindica el portavoz de la Sociedad Española de Epidemiología, que lamenta que tradicionalmente a nivel político cueste tanto pensar a medio y largo plazo, que es precisamente lo que requieren estas políticas. “Es muy fácil entender que a una persona que le ha dado un infarto o sufre demencia tenemos que tratarla, pero nos cuesta más entender que para que a esas personas no les dé un infarto o no sufran demencia tenemos que actuar sobre factores que podrían retrasar o evitar esas dolencias. Ahí está la clave hoy en día de la mejora de la salud”, concluye.

Proyecto “Share”: nuevas viviendas para jóvenes y mayores de Fuenlabrada

Fuente: www.elconfidencial.com

El núcleo de esta propuesta radica en la transformación de un edificio municipal previamente desocupado

Un un ambicioso avance hacia la innovación social y la solidaridad entre generaciones, el Ayuntamiento de Fuenlabrada ha inaugurado SHARE, una iniciativa pionera diseñada para satisfacer las necesidades habitacionales de dos grupos demográficos clave: los jóvenes y las personas mayores. Distinguido por la Unión Europea entre una amplia gama de propuestas de toda Europa, este proyecto representa un punto de inflexión en las políticas de vivienda y cohesión social, posicionando a Fuenlabrada a la vanguardia de estas iniciativas a nivel continental.

Con un apoyo financiero de cinco millones de euros provistos en su mayoría por fondos europeos, SHARE tiene como finalidad la creación de un modelo de vivienda que promueva la autonomía de las personas de edad avanzada y, paralelamente, ofrezca a los jóvenes la oportunidad de acceder a alojamientos a precios asequibles. Este enfoque no solo pretende mitigar el impacto sobre el mercado inmobiliario local, sino también fomentar una comunidad más integrada y solidaria.

Rehabilitación de infraestructuras

El núcleo de esta propuesta radica en la transformación de un edificio municipal previamente desocupado. Esta rehabilitación no solo recuperará un activo infrautilizado, sino que también generará un ambiente propicio para el bienestar y la independencia de los mayores, brindando simultáneamente a los jóvenes reales posibilidades de independencia.

Esta iniciativa colaborativa cuenta con el respaldo de diversas entidades, tanto públicas como privadas, entre las que se encuentran el Instituto de la Vivienda de Fuenlabrada, la UNED, la Fundación Instituto Gerontológico Matia, Khora Urban Thinkers, Fuenlabrada Medios de Comunicación (FUMECO), Animajoven y la Mesa por la Convivencia de Fuenlabrada. La colaboración entre estos organismos asegura un enfoque integral y multidisciplinario para el desarrollo y ejecución del proyecto.

SHARE no solo evidencia un compromiso firme con la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos de Fuenlabrada, sino que también se establece como un referente en políticas de vivienda y cohesión social en Europa. Al colocar a Fuenlabrada en la delantera de la innovación social, este proyecto no solo atiende a necesidades presentes, sino que también sienta las bases para un futuro más integrado y solidario.

La inmunoterapia muestra buenos resultados en pacientes ancianos con cáncer de pulmón metastásico

Fuente: isanidad.com

Oncólogos del Hospital Universitario de Jaén han realizado un estudio con pacientes de avanzada edad, una población que está habitualmente poco representada en los ensayos clínicos

¿Puede ser la inmunoterapia una alternativa terapéutica real en pacientes mayores de 70 años con cáncer de pulmón avanzado?

Habitualmente las personas de avanzada edad están poco representadas en los ensayos clínicos, algo que también ocurre con los ensayos que permitieron la aprobación de estas terapias frente al cáncer de pulmón no microcítico. Así que oncólogos del Hospital Unversitario de Jaen han llevado a cabo un estudio con datos en vida real de 143 pacientes ancianos con este tipo de cáncer de pulmón metastásico a los que han tratado con inmunoterapia.

El resultado es positivo.

Los oncólogos han analizado datos en vida real de 143 ancianos con cáncer de pulmón no microcítico metastásico tratados con inmunoterapia

El trabajo ha demostrado buenos resultados de la inmunoterapia en este grupo de pacientes. Ha resultado una alternativa de tratamiento segura y eficaz que ha aumentado su supervivencia y calidad de vida, según indica el estudio. El 25% de los pacientes analizaron lograron una supervivencia de más de 24 meses y sólo el 14% del total de pacientes tuvieron que suspender el tratamiento por efectos adversos. Pero la investigación mostró que los pacientes que tuvieron que suspenderlo no obtuvieron peores resultados de supervivencias que quienes sí lo finalizaron o aquellos que lograron respuestas completas.

Este estudio es significativo porque más de la mitad de los casos de cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) ocurren en pacientes mayores de 70 años. La inmunoterapia se ha consolidado como un tratamiento fundamental en este tipo de tumor en estadio avanzado, pero hasta la fecha la población anciana está poco representada en los principales ensayos clínicos que aprobaron su aplicación. Esta situación genera cierta incertidumbre sobre su eficacia en este grupo de edad entre los profesionales sanitarios.

La falta de evidencia sobre la inmunoterapia en ancianos, llevó a oncólogos del Servicio de Oncología Médica del hospital jienense a desarrollar este estudio, con el fin de profundizar en este campo y analizar si la inmunoterapia puede ser una alternativa terapéutica real en mayores de 70 años con cáncer de pulmón avanzado.

El estudio, que se ha presentado en el X Congreso de la Sociedad Andaluza de Oncología Médica (SAOM) celebrado en noviembre precisamente en Jaén, incluyó 143 pacientes tratados en el hospital jiennense.

En él se analizó la supervivencia global y su relación con algunos marcadores de la evolución de la enfermedad, como la expresión de PDL-1 y la ratio linfocito-neutrófilo (NLR), que mostraron diferencias significativas de supervivencia en función de la expresión o ratio que presentaban los pacientes.

El estudio también cocluye que la expresión de PDL-1 y la ratio linfocito-neutrófilo (NLR) pueden ser marcadores fiables para conocer la evolución del cáncer y fácilmente adquiribles para conocer mejor la evolución del cáncer de pulmón metastásico y ayudar a adecuar la estrategia terapéutica para los pacientes con este tipo de tumor.

HelpAge International España y la PMP instan al Gobierno a crear la Autoridad Independiente para la Igualdad de Trato y No Discriminación

Fuente: www.helpage.es

En el marco del Día Mundial de la Cero Discriminación, que se conmemora el 1 de marzo, HelpAge International España y la Plataforma de Mayores y Pensionistas (PMP) han instado al Gobierno a aprobar el real decreto para la creación de la Autoridad Independiente para la Igualdad de Trato y No Discriminación, de cara a implementar en toda su plenitud la Ley 15/2022, de 12 de julio, integral para la igualdad de trato y la no discriminación.

Así, ambas entidades han recalcado que el preámbulo de la citada ley reconoce que el envejecimiento de la sociedad puede intensificar la incidencia y las formas de discriminación por razón de edad. Desde esta perspectiva, se recogen en la norma una serie de preceptos relativos a la salvaguarda de los derechos de las personas mayores, además de mencionar expresamente a este grupo de población en ámbitos como la atención sanitaria, el acceso a la vivienda o la oferta al público de bienes y servicios.

Asimismo, la disposición adicional primera de la ley establece que, en el plazo de seis meses de su entrada en vigor, se procedería a constituir una Autoridad Independiente para la Igualdad de Trato y la No Discriminación, aprobando por real decreto sus estatutos, un hecho que todavía no se ha producido.

Por este motivo, HelpAge International España y la PMP insisten en que la creación de la Autoridad es inaplazable, ya que las víctimas de discriminación continúan, casi dos años después del mandato legal, sin contar con el instrumento que debe proporcionarles la orientación precisa, la atención integral que necesitan y el mecanismo para denunciar cualquier forma de exclusión que sufran en su día a día durante la utilización de servicios públicos o privados.

La lucha contra el edadismo está entre las grandes prioridades de ambas entidades y, en concreto, entre los proyectos gestionados por HelpAge, destaca el Servicio Estatal de Atención a Personas Mayores (SEAM). Se trata de un servicio gratuito que proporciona información y atención a personas mayores ante situaciones de discriminación por razón de edad y con el que se puede contactar a través del teléfono 900 22 22 22; el correo electrónico contacto@servicioseam.es o el chat de la web www.servicioseam.es.

Cuidados de la piel en el adulto mayor: consejos para todo el año

Fuente: www.amavir.es

La piel cambia con la edad. A medida que pasan los años, se vuelve más delgada y vulnerable. Aparecen manchas y se forman apéndices cutáneos. Los moratones aparecen con más facilidad y las heridas o arañazos tardan más tiempo en curarse. Por ello, el cuidado de la piel en la tercera edad es crucial para conservar sus cualidades y evitar el envejecimiento prematuro y las arrugas.

En este artículo analizamos cómo se comporta la piel en la tercera edad, cómo llevar a cabo la hidratación y nutrición cutánea en las personas mayores, especialmente según la época del año, y rutinas de cuidado diario de la piel en residencias de mayores.

Así se comporta la piel en la tercera edad

El cuidado de la piel es esencial durante toda nuestra etapa vital. Sin embargo, alcanzados los 60 años, se debe extremar el cuidado cutáneo de los adultos mayores, ya que su piel es más sensible y va perdiendo la facultad de protegerse frente a factores externos. Es importante recordar que el cuidado de la piel influye directamente en la salud, bienestar y calidad de vida.

A veces pueden aparecer síntomas que indiquen que no estamos prestando la atención necesaria a nuestra salud cutánea como, por ejemplo, la aparición de manchas en la piel. Puede ser normal encontrar estas manchas en la tercera y cuarta edad, pero un exceso de manchas puede indicar que no hemos tomado las precauciones necesarias durante los últimos años.

La piel presenta una estructura compleja formada por dos capas diferentes: la epidermis y la dermis. Así, los cambios en la piel son más sensibles y visibles con el envejecimiento, principalmente porque la capa externa de la piel deseca y adelgaza, lo cual provoca cambios del tejido que reducen su elasticidad y resistencia.

Además, también hay que tener en cuenta que la renovación de la piel en adultos mayores supone un proceso mucho más lento en comparación con los jóvenes o adultos. La pérdida de colágeno, la disminución del grosor y la vascularización, ralentizan o impiden, en muchos casos, una pronta recuperación.

Hidratación y nutrición cutánea en las personas mayores

La importancia del cuidado de la piel también se relaciona con el hecho de que este órgano controla la temperatura corporal y la hidratación, además de intervenir en el metabolismo y contribuir en la síntesis de vitamina D3.

No obstante, sabemos que cada piel es un mundo, ya que cada persona tiene un tipo de piel muy particular. Así, dependiendo de sus características, la piel reacciona de forma distinta a los cuidados y productos que apliquemos.

El principal ingrediente para mantener tu piel hidratada es beber suficiente agua. Esta es la forma más natural, rápida y eficiente de mantener tu piel hidratada. Lo ideal es tomar agua natural y fresca, sin edulcorante ni saborizantes. También es importante evitar las aguas de sabores no naturales. Si no es posible beber suficiente agua, siempre se pueden añadir infusiones y algunas frutas, pero sin licuar, evitando todo lo posible los refrescos azucarados.

Preparar tus propias cremas caseras con aceites naturales y vitaminas adicionales y usar jabones naturales y suaves son otras formas aconsejables para la hidratación de nuestra piel. En verano e invierno, también resulta fundamental evitar el exceso de horas de exposición solar y los baños con agua excesivamente caliente, ya que solo favorecerán la deshidratación de nuestra piel.

Del mismo modo, es importante tener presentes una serie de sugerencias para una dieta rica en nutrientes beneficiosos para la piel. Una dieta equilibrada y rica en nutrientes es esencial para mantener nuestra piel saludable, radiante y así evitar afecciones. Por ejemplo, la vitamina E, C y B2 o los minerales, entre otros antioxidantes, las grasas saludables y el agua son elementos positivos que nos ayudan a reparar y prevenir el deterioro de la piel. Además, los ácidos grasos omega 3, presentes en pescados, mariscos y frutos secos son alimentos claves en la regulación de la vasodilatación y vasoconstricción que pueden determinar la afluencia de nutrientes a la piel.

En el lado opuesto encontraríamos los alimentos poco saludables que toda dieta debe evitar, como pueden ser los productos de bollería industrial, comida rápida, bebidas azucaradas y otros alimentos procesados ricos en azúcares, grasas saturadas y sal.
Cuidados específicos para la piel del adulto mayor según cada estación

Las necesidades y el comportamiento de nuestra piel cambian en función de
la estación del año en que nos encontramos. Por ello, resulta ideal aplicar los cuidados necesarios durante todo el año, con rutinas específicas para cada estación.

Cómo cuidar la piel en verano

Con la llegada del verano solemos estar expuestos más horas al sol, para realizar actividades al aire libre. Aunque todos sabemos lo importante que es evitar la exposición solar en las horas centrales del día, es imprescindible utilizar una buena protección solar y prevenir los efectos nocivos de la radiación ultravioleta procedente del sol. El calor afecta a los mayores en su estado de salud y por ello es fundamental estar en preaviso ante un posible golpe de calor. Asimismo, también hay que evitar la deshidratación en personas mayores, bebiendo agua con frecuencia y evitando espacios y ambientes muy secos.

Comprobar el estado de la piel en otoño

Una vez pasada la temporada de sol por excelencia, es momento de evaluar nuestra piel y controlar si ha habido algún cambio en manchas o lunares. Si es así, lo más importante es acudir al dermatólogo para que haga un diagnóstico de las posibles lesiones de la piel. También hay que seguir con nuestra rutina diaria de hidratación y cuidado cutáneos, incorporando más nutrientes o vitaminas en caso necesario.

Cuidados de la piel durante la primavera

En los primeros meses del año es fundamental usar fotoprotectores todos los días, pero aún más importante en primavera, cuando ya disfrutamos de un mayor número de horas de sol, pero no consideramos que sea peligroso por no ir a la playa o tomar el sol de forma explícita. Sin embargo, utilizando diariamente protectores solares estaremos preparando al máximo nuestra piel para contrarrestar los efectos negativos de los rayos ultravioletas.

Rutinas de cuidados cutáneos en invierno

Además de los cuidados habituales diarios de hidratación, revitalización y fotoprotección, en invierno es importante preparar la piel a fondo para protegerla del frío y de la sequedad. Por ello es importante hidratar en profundidad cara, cuello, manos y escote. Asimismo, aquellas personas que tengan la piel muy sensible a los cambios de temperatura del frío al calor y viceversa, que se manifiestan por el contacto de la piel con ambientes de calefacciones potentes, deben usar siempre cremas y productos específicos para pieles sensibles.

Rutina de cuidado diario en nuestras residencias: consejos de nuestros expertos

Desde el grupo de residencias de mayores Amavir somos conscientes de la importancia de los cuidados de la piel en todas las etapas de la vida, pero especialmente en esta. Por ello, ofrecemos rutinas y cuidados especiales para nuestros mayores, compartiendo además con las familias consejos para mantener la piel sana y en óptimas condiciones durante todo el año.

Hidratación y alimentación saludable.Una de las recomendaciones más relevantes es mantener una alimentación saludable y rica en nutrientes. A la hora de pensar en la importancia del cuidado de la piel son clave determinados alimentos, como las verduras, frutas, proteínas magras y legumbres. Además, la ingesta de agua adecuada ayuda a mantener la piel sana.

Proteger la piel del sol. Otra recomendación para el cuidado de la piel en adultos mayores es protegerla del sol todos los días, ya que la exposición constante puede provocar y acelerar la aparición de manchas y arrugas, además de ser una de las principales causas de cáncer en la piel. Es importante evitar salir a la calle en los horarios en que la radiación es más intensa. También, usar protección solar durante todo el año, buscar y refugiarse en lugares con sombra y usar prendas de ropa que protejan el sol.

Controlar el estrés y la ansiedad. Con el envejecimiento, la piel suele volverse más sensible, especialmente en casos de mucho estrés, ansiedad o nervios. Para evitar los problemas asociados a ello (brotes de acné, manchas o sarpullidos) es importante procurar un descanso suficiente de 7 a 8 horas y de calidad, hacer ejercicio con regularidad, respirar profundamente y disfrutar de actividades recreativas.

Limpieza y cuidado diario. Otra clave del cuidado de la piel en ancianos es la limpieza y la manera de realizarla. Para ello, conviene tener en cuenta algunas recomendaciones, como limitar la duración del baño o ducha (un tiempo excesivo puede eliminar los aceites naturales de la piel) y utilizar siempre agua tibia; secar la piel con pequeños golpes de absorción y no arrastrar o presionar demasiado sobre la zona; y humedecer la piel seca con cremas especiales prescritas por médicos especialistas.

En definitiva, la acción preventiva y la rutina constante de cuidados son pilares básicos para mantener una piel sana y fortalecida frente a factores externos y al paso del tiempo. La piel constituye el órgano más grande del cuerpo y su mantenimiento influye directamente en la salud y bienestar de nuestros mayores.

Los beneficios de las terapias asistidas con animales

Fuente: www.20minutos.es
Autora: Inés López

Los expertos solicitan un mayor apoyo por parte de la Administración para seguir impulsando estos proyectos.

Los animales de compañía pueden desempeñar un papel muy importante en nuestra sociedad y, más concretamente, en nuestra salud. Brindan beneficios probados a nivel terapéutico en entornos especializados como el colegio, las residencias de ancianos y los centros médicos.

Por este motivo, cada vez son más los profesionales que integran terapias con mascotas para, por ejemplo, aliviar el aislamiento social de los pacientes, reducir la presión arterial y el ritmo cardiaco de personas o, simplemente, introducir nuevas responsabilidades, como es la de cuidar de un animal.

Con el objetivo de poner en común toda la información disponible al respecto, ANFAAC (Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos para Animales de Compañía) ha organizado el evento online ‘Encuentros PRO ANFAAC: Terapias y Animales de compañía. Sus beneficios en nuestra sociedad', en el que José Luis Saavedra, socio-titular en la Escuella Lleó XIII de Barcelona y Begoña Morenza, socia fundadora y directora general de Yaracán Intervenciones Asistidas con Animales, han compartido los resultados de sus programas terapéuticos con animales.

Ambos han hablado de su experiencia en la aplicación de terapias con animales aplicadas a todas las edades del ser humano, ya que, mientras
José Luis Saavedra trabaja con niños y adolescentes (a través del programa Respétame), Begoña Morenza lo hace con adultos y mayores (con el programa 4 patas de apoyo). María Lucas, emprendedora y gestora de proyectos en Henar Comunicación será la conductora y moderadora de la mesa redonda.

Beneficios para personas de todas las edades

Cada vez más centros sanitarios incluyen proyectos que apuestan por las terapias asistidas
por animales de compañía, al estar demostrado que previenen y ayudan a tratar numerosos problemas relacionados con el estado de ánimo y que tienen un impacto positivo en la salud física y mental de personas de todas las edades.

Más concretamente, estas terapias ayudan a tratar problemas como la ansiedad, la depresión, la hiperactividad o trastornos de espectro autista. En el caso de niños y adolescentes, favorecen la motivación y el desarrollo de habilidades sociales y sirven de nexo de unión entre paciente y terapeuta facilitando la terapia.

Cuando hablamos de ancianos, las mascotas les ayudan a romper la monotonía, a mejorar su salud emocional y posibilitan mejorías significativas cuando se trata de personas con enfermedades neurodegenerativas.

En su intervención, Morenza señaló que con estas terapias buscan "favorecer un cambio a mejor a través de la motivación y la alegría que se genera en las sesiones" en su centro, en el que atienden fundamentalmente a adultos y mayores.

Por su parte, el programa del Lleó XIII forma parte de una asignatura en la que se sirven de animales de compañía como medida preventiva del bullying o acoso escolar entre niños y adolescentes. "Buscamos reforzar el respeto entre los alumnos, la gestión de las frustraciones y, en general, todos los valores positivos que aportan los animales de compañía", apunta Saavedra.

En este caso, en los cinco años de implantación del proyecto han registrado un "impacto muy palpable dentro del aula" en los cursos en los que lo aplican: una reducción de entre el 55 por ciento y el 60 por ciento de apertura de expedientes disciplinarios por conflictos.

Asimismo, un estudio científico validó, en solo diez semanas, los beneficios de estas terapias en la Fundación Yaracán: al 60% de los mayores con depresión involutiva le habían reducido la medicación en ese periodo de tiempo.

Paralelamente, el centro constató importantes avances dentro de su programa para jóvenes con esquizofrenia y psicosis así como en su estudio con personas pacientes de Alzheimer y demencias, al demostrarse que mejoraba notablemente su calidad de vida.

Ambos expertos coincidieron en las enormes posibilidades y el gran margen de recorrido que tienen ante sí en nuestro país este tipo de actividades, tan eficaces en la mayoría de los casos y en plazos tan cortos, como tres o cuatro semanas, y demandaron para ellas una mayor visibilidad y apoyo de la Administración y las instituciones.

Artículos anteriores:

Año 2021

Enero, Febrero, Marzo, Abril, Mayo, Junio, Julio, Agosto, Septiembre, Octubre, Noviembre, Diciembre.

Año 2020

Enero, Febrero, Marzo, Abril, Mayo, Junio, Julio, Agosto, Septiembre, Octubre, Noviembre, Diciembre.

Año 2019

Enero
, Febrero, Marzo, Abril, Mayo, Junio, Julio, Septiembre, Octubre, Noviembre, Diciembre..

Año 2018

Enero, Febrero, Marzo, Abril, Mayo, Junio, Julio, Agosto, Septiembre, Octubre, Noviembre, Diciembre.

Año 2017

Enero, Febrero, Marzo, Abril, Mayo, Junio, Julio, Agosto, Septiembre, Octubre, Noviembre, Diciembre.

Año 2016

Enero, Febrero, Marzo, Abril, Mayo, Junio, Julio, Agosto, Septiembre, Octubre, Noviembre, Diciembre.

Año 2015

Enero, Febrero, Marzo, Abril, Mayo, Junio, Julio, Agosto, Septiembre, Octubre, Noviembre, Diciembre

Año 2014

Enero, Febrero, Marzo, Abril, Mayo, Junio, Julio, Agosto, Septiembre, Octubre, Noviembre, Diciembre

Año 2013

Enero, Febrero, Marzo, Abril, Mayo, Junio, Julio, Agosto, Septiembre, Octubre, Noviembre, Diciembre

Año 2012

Enero, Febrero, Marzo, Abril, Mayo, Junio, Julio, Agosto, Septiembre, Octubre, Noviembre, Diciembre

Año 2011

Enero,
Febrero, Marzo, Abril, Mayo, Junio, Julio, Agosto, Septiembre, Octubre, Noviembre, Diciembre

Año 2010

Enero, Febrero, Marzo, Abril, Mayo, Junio, Julio, Agosto, Septiembre, Octubre, Noviembre, Diciembre

Año 2009

Enero, Febrero, Marzo, Abril, Mayo, Junio, Julio, Agosto, Septiembre, Octubre, Noviembre, Diciembre



Desgargue aquí las NORMAS DE PUBLICACION:

normas_infogerontologia.pdf

Desde infogerontologia, quisiéramos destacar que la sección ACTUALIDAD le mantendrá informado, siendo una herramienta útil que facilite el trabajo a todos aquellos interesados en el campo de la Gerontología. Puede suscribirse a nuestro BOLETÍN MENSUAL aquí


Muchas gracias por anticipado
Atentamente,


Cristina Rodríguez Benito
directora de infogerontologia.com

infogerontologia@gmail.com